preloder

Urtubey impide abortar a niña violada

Tiene 10 años y la embarazó su padrastro. Un decreto del Gobernador de 2012 no le da posibilidad

El decreto 1170/2012  https://bit.ly/2GK24FM, no permite la práctica luego de pasada la semana 12 y la niña va por la 19 de gestación.

El caso: La nena expresaba dolores estomacales y junto a su madre, después de estudios en el hospital, recibió el diagnóstico. Fue entonces que la menor explotó en llantos y confesó que había sido abusada sexualmente. Ante eso, todo el aparato del Estado salteño y la iglesia se movilizó para engañar e imponerle a la niña continuar con el embarazo.

Es una artimaña limitar a 12 semanas el aborto. Una niña que encima es pobre tarda en enterarse, una que se da cuenta aparcea un montón de gente e instituciones que aprovechando el estado de shock de la víctima la engañan e inducen a aceptar la violación y su producto. La legislación nacional acepta hasta la 19, pero la trampa de los inquisidores religiosos es hacer perder tiempo para que al darse cuenta ya sea tarde.

Esto es Urtubey, el «opositor moderado», el «nuevo peronismo» y otras mentiras más que no alcanzan para tapar a este canalla ultracatólico y conservador que también quiso introducir la enseñanza religiosa en la educación publica. Así piensa, así actúa, este sojero empresario. Se presenta como lo nuevo, la renovación y retrasa con ideales feudales. Dice una cosa y esconde su terrible oscurantismo, como quien esconde algo en un clóset.

Nadie debe estar obligado a abortar o no, cada mujer debe decidirlo por sí misma: habrá católicas que optarán por hacerlo o no y habrá laicas o agnósticas que optarán por realizarlo o no. De lo que se trata es del Derecho a Decidir que quiere cada una.

Separación de la Iglesia y el Estado

El Estado no debe intervenir en la religión y ésta no debe intervenir en el estado.

Ese es un principio constitutivo de los Estados-Nación modernos desde la Revolución Francesa. Y así debería ser en Argentina y en Salta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *